Man on bicycle in the summer heat, near boat harbour in Burg-Kauper, Upper Spreewald, biosphere reservat, Spreewald, Brandenburg, Germany Travel Europe Germany Person One Person Caucasian Appearance Adults Mature Adult Rear View Full Length Casual Clothing Nature Landscape Scenics Biking Cycling Bike Man Travel Destination Day Outdoors Top Pants Trousers Brandenburg Spreewald Shirt Footpath Track Cap Baseball cap Selective Focus Rural Scene Biosphere Reserve One Senior Man Only people

A mi mente vino el recuerdo cuando aprendía a manejar bicicleta. Es gracioso ya que hace algunos años atrás no se utilizaba equipo de protección, aprendimos del dolor que producían las caídas.

Era solo levantarse después de cada tropiezo, una y otra vez, hasta que finalmente triunfabas sobre la adversidad.

Esto me ayudo a ver, que en algunos aspectos de esto se trata la vida.  De continuar después de cada golpe, es aventurarte al aprendizaje de algo nuevo, es volverlo a intentar hasta lograrlo.  Es no esperar tener todo asegurado antes de emprender ese nuevo reto.

Quizás hoy nos has alcanzado eso que tanto anhelas, ya que deseas tener todo tan bien planificado, que postergas tus sueños.  Es como querer aprender a manejar bicicleta sin dejar ningún espacio de tu cuerpo desprotegido, para evitar el dolor.

No emprendes ese nuevo negocio por que deseas tener la seguridad que será exitoso, o no propones una nueva idea, por qué quieres estar seguro que tendrás la aceptación de todas las personas.

Ese deseo de control y seguridad, es parte de los miedos que te paralizan.  Te hacen concentrarte solo en las dificultades, aun cuando existe una posibilidad.  Detrás de ese temor, se encuentra todo lo que deseas alcanzar.

Créeme en ocasiones tendrás que ir detrás de tus sueños sin estar seguro de lo que ocurrirá. Tendrás que montarte en tu bicicleta sin casco o rodillera, y comprometerte con el resultado aunque caigas muchas veces.

Recuerda, cada una de esas caídas te fortalecerá, y creara una conciencia diferente en ti, si persistes eventualmente lo lograras.

Puede que la pendiente se encuentre tan empinada, que cueste mucho subirla, no importa mantente pedaleando.  Aunque ya no sientas las piernas, aunque estés muy agotado no desmayes, continua sin parar.

bici-otono

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Hermoso mensaje !!!
    Tocaste mi corazon y me identifique totalmente en como buscamos siempre estar protegidos antes de salir verdaderamente a luchar , aun sin saber si esa proteccion sera necesaria.

    Te quiero Daniel !!!
    Besitos
    Gis de Perez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *